Mantenimiento de piscinas desmontables: Cómo hacerlo y qué necesito

Óscar Abarca

El mantenimiento de piscinas desmontables es indispensable para la salud de los nadadores. Se sabe que hay varios objetos que contribuyen al tratamiento, pero ¿será suficiente? Es una pregunta que será resuelta a lo largo del artículo. Entonces, si es la primera vez que tienes una piscina, te puedes encontrar un poco perdido con respecto a las precauciones. Sin embargo, no te debes preocupar, pues aquí te mostraremos todo lo relacionado a la limpieza: cómo hacerla y qué necesitas.

¿Qué se necesita para el mantenimiento de piscinas desmontables?

Vamos a comenzar comentando sobre algunos de los objetos que vale tener a la mano.

  • Depuradora. Es especial para la filtración del agua. En el mercado podrás encontrar muchos modelos, pero básicamente su trabajo es retener la suciedad (a través de sus filtros) y volverla apta para el baño. Al finalizar el proceso, el líquido debe ser transparente.
  • Limpiafondos. Es un dispositivo que, al pasar por las superficies de las piletas, aspira las impurezas. Así que la utilidad está en que tienen acceso a más sitios que otros equipos y también incluyen una tecnología de filtrado.
  • Kit de medición. Este medidor sirve para detallar el nivel de pH que tiene el agua en las piscinas. Son valores que hay que comprobar cada poco tiempo. En algunos casos, se incluye la facultad de determinar la cantidad de cloro u otro producto químico.
  • Desinfectantes. Lo usual es emplear cloro, ya que es más económico y resulta efectivo. Se puede conseguir en distintas presentaciones, su uso depende del grado de higienización que se quiera.
  • Otros. Hay más objetos que te servirán para la tarea de aseo, los irás conociendo a medida que avances en la lectura. Un ejemplo es el mango telescópico, el agarrador que se adapta a todo tipo de herramientas: cepillos, recogehojas, limpiadores de fondos, etc.

¿Es necesario el mantenimiento de las piscinas desmontables si usan depuradora?

Es indispensable que las piscinas desmontables tengan un equipo de este estilo para dejar limpia el agua. Aun así, tendrás que ocuparte de otros aspectos que no cubren, porque no son toda la solución para el aseo.

La depuradora cumple con su labor de separar el líquido de la suciedad, residuos, hojas, cabellos, etc. Eso significa que se verá transparente, pero no es una prueba suficiente de que no hay bacterias alrededor. Además, habrá que proceder con el saneamiento de las paredes y el suelo, algo que este aparato no hace, puesto que su contacto es únicamente con el agua.

¿Cómo hacer el mantenimiento de piscinas desmontables?

Lo siguiente es qué hacer para desinfectar, higienizar y asear las piscinas elevadas.

1. Limpiar el fondo y las paredes

El robot de limpieza o la aspiradora para piscinas es el instrumento que se utiliza. Están los limpiafondos automáticos, se precisan para espacios grandes y suelen ser más adecuados para piscinas enterradas. Aunque existen los limpiafondos manuales, de los cuales se desprenden los hidráulicos (funcionan con la potencia de la depuradora), eléctricos (se conectan y el usuario los desplaza) y los de batería (para piscinas pequeñas y sin filtradora).

Si no dispones de estos instrumentos, puedes hacerlo por tu cuenta. Debes proceder a tomar un cepillo, aplicar un producto de limpieza, esparcir por toda el área y dejar que actúe por unos minutos. Pasado un tiempo, lo siguiente es enjuagar toda la superficie, sin aplicar demasiada presión para cuidar el liner.

2. Lavar el filtro

Como este dispositivo es el que absorbe los desechos, tienes que estar atento a su cuidado. Si es de cartucho, cada 2 o 3 días extraerlo y aclarar con agua. En cambio, si es de arena o vidrio, hay que cerrar las válvulas y accionar el lavado de arena hasta que se vea impecable. Al acabar, es momento de enjuagar todos los componentes para evitar un resultado contraproducente.

3. Medir y ajustar el nivel de pH

Esto es algo que se hace 2 veces a la semana. La medición se aplica de forma manual con tiras de papel que reaccionan según sea el estado del fluido. Cuando aparece un color, hay que comparar con la escala de tonalidades. De la misma manera, está la versión digital que dará la información que requieres y algunos muestran la temperatura del agua. Ambos son confiables. Lo ideal es conservar el pH del agua entre 7,2 y 7,6. De hacer falta una variación en la alcalinidad o acidez del líquido, hay reductores y elevadores de pH.

4. Añadir higienizante y tratar el agua

Para desinfectar, se aconseja el cloro. En su presentación líquida es muy concentrado, no lo uses a menos que sea un tratamiento de choque eventual. Otra alternativa es el cloro granulado, también es fuerte y tendrías que disolver en agua antes de verter. Debido a lo antes expuesto, resulta mejor usar pastillas de cloro. Compra un dispensador de cloro y deja que esta sustancia haga efecto.

Con el cloro también es indispensable tener un control. De 1 mg/l a 1,5 mg/l es lo normal. Aparte de eso, está el floculante para acabar con las partículas que quedan como residuos. Es preciso usar 1 l/100 m3 y dejar trabajar libre por 10 o 12 horas. Finalmente, tendrás que ocuparte de evitar las algas con un alguicida. Serían 50 ml/cc por cada 10 m3 diluidos en agua previamente.

Durante el uso

El mantenimiento de piscinas desmontables no tiene fin. Cuando estés utilizando la piscina, no es preciso vaciar y lavar constantemente. Si sigues las instrucciones, podrás ahorrar, será mejor para el medio ambiente y harás menos esfuerzo.

Conseguirás mayor efectividad empleando un recogehojas con un mango telescópico. La herramienta con la que quitarás hojas, insectos y todas las partículas visibles. Además, las cubiertas para piscina protegerán de dichos intrusos cuando la piscina no esté en uso.

¿Por qué hay que regular el valor de pH en las piscinas desmontables?

Los extremos nunca son buenos. Si el nivel asciende a más de 7,6; la efectividad del cloro se pierde. La consecuencia está en que no existirá protección contra bacterias, gérmenes, aparición de microorganismos, etc. El aspecto de la pileta será caótico si no se controla este valor a tiempo, todo se volverá pastoso y algo que no podrás remediar con más cloro. Por el contrario, si el rango de pH está por debajo de lo aceptable, también hay efectos desfavorables. Es seguro que provoca ardor en los ojos, quemaduras en la piel y más.

Si dominas el mantenimiento de piscinas desmontables, tendrás todo el poder. ¡Disfruta la limpieza!

2 comentarios

  1. Buenos días, tenéis un servicio de limpieza y puesta en marcha de piscinas elevadas? Tengo una de 5 metros de diámetro x 1,24 de altura y soy novata en este sentido. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *